Esa idea no es buena

Te pueden decir “Esa idea no es buena”. Escucha el mensaje, analizalo e investiga más. No te bloquees. A veces se tratan de mensajes que nos duelen y son opiniones subjetivas pero bastante cercas de la realidad. Pero otras, tan solo son mensajes toxicos. Esto no quiere decir que las personas que nos compartan estas palabras no deseen que cumplamos nuestros proyectos. Simplemente se trata de padres, amigos, parejas que quieren lo mejor en nuestra vida y sienten que ese no es el mejor camino. Su mejor consejo es detenernos y ahí se produce un bloqueo. 

Les quiero compartir algo que me pasó en el 2011. Yo quería hacer zapatos. Sabía que mi negocio iba por ahi, buscar un producto movilizador. Empecé comercializando zapatos de otros y resultó, las ventas fueron exitosas. El desafío estaba en producir nuestra propia linea. Y ahí estaba en mi cabeza un diseño de birkenstock con plataforma forrada de cuero. Buscaba un diseño que reemplace la havaiana high. En ese momento estaban muy moda, eran caras y el modelo estaba lejos de lo que yo llamaba comodidad. Un día, muy segura, fui con la idea e intento de “dibujos” al taller. A los pocos días llegaron al local de horqueta siete muestras. Todas sandalias del diseño, en distintas plataformas, con hebillas de varios colores, cueros con surtido de texturas y colores. Sin dudarlo, fui corriendo a mostrarle los diseños a mis amigas y familia. Mi intuición me decía que era un modelo exitoso, muy comercial, pero quería confirmar mi sentimiento con su aprobación. 

 

La respuesta no fue la que esperaba. Las caras lo decían todo. “Belu, no creo que vendan muchos pares!” “Belén, ¿Donde esta el buen gusto que te enseñe?” ese estilo de comentarios recibía. Y seguía con la bolsa de muestras en el auto, esperando llegar a otro grupo de amigas que exprese las palabras que quería oir “Me encantan!!!!!!!!”. Sin el apoyo de ningun amigo confidente ni familia, seguí adelante con los diseños y la producción. Algo me decía en mi corazón que mis pensamientos no estaban del todo equivocados. 

Un mes despuñes el modelo se lanzó. Los pedidos ascendieron a más de 150 pares diarios. Los locales, los telefonos y las redes estallaron. No alcanzamos a aumentar el nivel de producción y hasta el 15 de enero tuvimos colas en todos los locales. Fue el modelo más exitoso de la historia de Sofía. Nuestro punto de inflexión. El pie para el crecimiento de la empresa. 

Escucha las opiniones de los demás, son valiosas. Pero nunca dejes de escuchar tu corazón y hacer lo que sientas. Eso, es lo más importante de todo. Si después no sale como pensabas, es aprendizaje. Y si funciona, es darle vida a ese proyecto que amas. 

Dejar un comentario